La Ciudad de Masaya se caracteriza por realizar durante todo el año, la mayor cantidad de festejos y celebraciones religiosas y folklóricas de Nicaragua, en ellas se muestra el sincretismo autóctono con sus comidas tradicionales; convirtiendo sus patios, calles, casas y solares en lugares de celebración y de festejos tradicionales.

Masaya, es la viva representación de arte y artesanía nacional, cuenta con uno de los principales centros de producción artesanal del país. La comunidad Indígena de Monimbó es el centro por excelencia de los oficios tradicionales y de talleres de artesanías, donde se concentran los talleres de las hamacas más prestigiosas de Nicaragua y con reconocimiento internacional; es sede de los talleres de marroquinería, de artesanía en madera, fibra vegetal, de textiles, manualidades, ebanistería, talleres de pólvora, diseño textil entre otros. Este barrio mantiene y conserva su cultura viva, herencia de sus ancestros, que hoy es orgullo nacional.

En su expresión musical y folclórica, la ciudad de Masaya cuenta con más de 100 sones de Marimba, entre los cuales se destacan: El Solar de Monimbó, Los Dos Bolillos, La Danza Negra, El Sapo, El Acuartillado, El Garañón, La Casa de la Suegra, La Tortuga, La Jicarita, La Concheña, entre otros.

Cuenta con Centros reconocidos para la apreciación musical como es la Plaza La Cultura, antigua estación del ferrocarril de Masaya, Mercado de Artesanías (en ambos sitios se realiza la actividad de “Noches de amor a Masaya”), las siete esquinas, los diablitos de la tarde (todos los últimos domingos de noviembre), Templo San Jerónimo (20 de sept hasta el último domingo de noviembre.

Se realizan actividades populares en las calles, Torovenado, Agüizotes, bailes de marimba de promesantes- juveniles, infantiles, de húngaras o gitanos, traje regional folclórico de las inditas de Monimbó, baile de negras, baile de mestizaje, chinegros y negros de mozote) cada uno de estos bailes y expresiones populares tienen sus propios sones, ya sea de marimbas, de vacas o chicheros y jarabes.

Cuenta con el Festival de las artes del pueblo, tardeadas culturales, sábados culturales, eventos de sitios privados con música viva donde participan ampliamente los artistas locales.

En todas las expresiones culturales populares, tanto religiosas como vernáculas, incluyendo fiestas patronales, entierros, celebraciones; se realizan en acompañamiento de la música popular, donde también se incluye al teatro popular callejero: pase del niño Dios, festividades religiosas en honor a San Sebastián, fiestas religiosas de Semana Santa Judeas, fiesta de San Lázaro, festividades de la virgen de la asunción, festividades en honor al patrono San Jerónimo, pases y pastorelas

La muestra de la mayor parte de la Gastronomía Nacional está en Masaya; aquí se conservan métodos de elaboración en de comidas y bebidas típicas, así como los dulces tradicionales nicaragüenses; en cada uno de los festejos existen cocineras de respeto y gran dominio culinario llamadas “Matronas de cocina”, estas dan el punto y dirigen todo el proceso de elaboración de los alimentos de las festividades.

Entre los platillos más destacados se puede mencionar: chanfaina, pébre, cabeza de chancho, indio viejo y masa de cazuela, baho, mondongo, sopa de carne de hueso, sopa de albóndiga, sopa de frijoles, sopa de rosquilla de queso, pinol de venado de iguana, nacatamal, moronga, chicharrones, fritangas, menudo de cerdo, chancho con yuca, vinagre de guineo maduro, cajeta o almíbar de batata roja, entre otros.

Ciudad Creativa en